Acerca del logo

Logo

La vida misma es un proceso en el tiempo, en el espacio, es un desarrollo y cambio continuo. La naturaleza con sus diversos matices y colores se renueva dándonos la pauta de una nueva temporada, otoños y primaveras van y vienen. Son llegadas y partidas, amanecer y anochecer, nacer, crecer, convertirnos de niños en adultos, de hijos en padres, sembrar y cosechar.

Nuestra vida cambia mediante acciones. Cada decisión tiene consecuencias por intrascendental que esta parezca, aun cosas pequeñas son importantes, cada hecho, por más pequeño que sea, deja huellas en el carácter, en la memoria de cada uno de nosotros.

Somos seres susceptibles al cambio, requerimos renovarnos, lavarnos, poseemos la capacidad de crecer, de madurar. Debemos avanzar en nuestro camino, un camino libre de pesadas cargas, de sentimientos negativos, de sombras. La limpieza es un ritual espiritual que nos ayuda a alcanzar a una dimensión más allá de lo sujeto al tiempo. El ordenar por dentro y por fuera es parte del entrenamiento espiritual. Si sentimos que perdemos control en la vida es debido en general a que las cosas no están en su lugar correcto.

Cuidar del orden es ser creador. El crear orden en el caos es beneficioso, es liberador y gratificante. Si existe orden es fácil de mantenerlo. Si hay caos aumenta la confusión. El patrón de la creación es el orden. Porque no ver el ordenar, el renovar, el limpiarnos como una fuente de alegría, de vida, porque nos cuesta entender que nuestra existencia requiere de nuestros cuidados cotidianos.

Logo
Logo