Servicios

Psicoterapia familiar

Cada familia es única, con sus componentes, valores y problemas, todas tienen sus ciclos vitales, por lo tanto, susceptibles de en cualquier momento estar en una crisis, por ejemplo, cuando alguno de sus hijos/as mantiene alguna conducta inadecuada que está afectando su convivencia, su rendimiento académico o sus interrelaciones familiares y sociales.

Sucede frecuentemente que las conductas patológicas de un miembro de la familia se encuentran estimuladas por familiares o amigos quienes inadvertidamente, pretendiendo ayudarlo, terminan por favorecer la aparición y mantenimiento de hábitos insalubres y nocivos, por lo tanto, se amerita de una intervención vincular con todos los miembros de la familia nuclear.

Aquí los procedimientos terapéuticos no serán individuales, sino complementados con el manejo familiar e intervención con procedimientos específicos para modificar las relaciones sociales disfuncionales. El procedimiento sugerido en estos casos se denomina Abordaje Conductual de la familia. En dicho abordaje, se adiestra a los familiares del paciente en la aplicación de técnicas de modificación de conductas, especialmente el Reforzamiento Diferencial de Conductas Incompatibles (RDI) y la Extinción.

Las emociones y conductas de las personas están influidas por su percepción de los eventos. No es una situación por sí misma la que determina lo que una persona siente, sino más bien la forma en que ella interpreta la situación.

Se trata de una terapia que aborda los problemas que una persona padece desde puntos de vista interrelacionados entre sí:

  • Lo que una persona piensa, (lo cognitivo)
  • Lo que una persona hace, (lo conductual)
  • Lo que una persona siente, (lo emocional)